Curling

Imprimir

Enlace: Federación Española de Deportes de Hielo

 

 

EL CURLING

 

 HISTORIA DEL CURLING

 

El curling es un deporte que se practica sobre hielo y al que es muy fácil iniciarse, ya que no se precisa de una forma física excepcional ni hay ningún tipo de limitación de edad para practicarlo. Es un deporte para jugar entre amigos o entre miembros de una misma familia.

 

La disputa por saber donde empezó aún no está del todo clara, aunque la teoría más  aceptada dice que el Curling nació en el siglo XVI en Escocia, donde se practicaba sobre las ciénagas heladas. Las piedras más antiguas datan de 1511, cuya grabación fue datada en una piedra encontrada en la región de Stirling et Perth en Escocia.

 

Existen dos oleos del pintor holandés Pieter Bruegel, fechadas en 1565 que muestran un juego similar al Curling. También hay grabados de R. Baudous (1575-1664), que representan a jugadores que hacen deslizar gruesos discos de madera sobre un río helado. El primer documento escrito que habla del Curling se remonta a febrero de 1540, debido a las anotaciones en latín del escocés John McQuhin sobre una competición desarrollada entonces.

 

En el año 1818 se funda en Escocia el primer club y en 1838 se crea el Royal Caledonian Curling Club, que actualmente es reconocido como el club madre de todos los existentes en el mundo. Al principio las piedras provenían de los acarreos de los ríos. En el siglo XVII se las dotó de una empuñadura, para permitir un lanzamiento más cómodo y eficaz. Tras el nacimiento del Royal Caledonian Club se estandarizó el tamaño y calidad de las mismas.

 

El curling participó como deporte de pleno derecho en las Olimpiadas de Invierno de Chamonix 1924, para pasar posteriormente a ser deporte de exhibición en Lake Placid 1932, desapareciendo desde entonces de la competición olímpica hasta que se recuperó, de nuevo como deporte de exhibición, en Calgary 1988 y Albertville 1992, incorporándose finalmente a las disciplinas olímpicas en los Juegos de Nagano de 1998. Los destinos del curling son regidos desde 1966 por la World Curling Federation, con sede en Perth (Escocia).

 

 LAS REGLAS DEL CURLING

 

El Curling es un deporte de equipo que se desarrolla sobre un pequeño campo helado pintado de forma simétrica, ya que cada tanda se realiza en una dirección. El objeto de este deporte es deslizar pesadas piedras de granito con asas a través del hielo, tratando de que se detengan sobre una diana marcada en el campo y que se denomina Tee o Casa.

 

Cada equipo se compone de cuatro miembros. El primero debe ser un jugador con la precisión suficiente como para ser capaz de colocar las primeras piedras en el lugar deseado, mientras que el segundo integrante debe ser un buen lanzador, capaz de acertar a las piedras de los rivales y expulsarlas de la zona de juego. El tercer participante es responsable de ejecutar las maniobras más complicadas, mientras que el cuarto, llamado skip, hará las veces de capitán del equipo y será el responsable de la estrategia a seguir en cada uno de los lanzamientos.

 

Un partido de curling tiene 10 tandas o entradas. El primer jugador realiza el lanzamiento inicial desde un punto marcado llamado “hack”, debiendo la piedra de cruzar la línea denominada “hog line” para que el lanzamiento sea válido. De forma alternativa se van lanzando todas las piedras de cada equipo hasta un total de 8 piedras (dos por cada jugador).

 

El barrido de la pista es muy importante y puede ser realizado hasta por los cuatro miembros del equipo si es necesario. Se usan para ello unas escobas o cepillos de material sintético especial y su objetivo es eliminar las impurezas de la pista para que la piedra tenga un mejor deslizamiento hacia su objetivo. Si la piedra sobrepasa la zona central de la casa, sólo un jugador de cada equipo (normalmente el skip) puede barrer. Esta acción es tan importante que dejar de cepillar en el momento apropiado puede hacer que la piedra se detenga justamente en el lugar deseado.

 

El curling es un deporte eminentemente de estrategia, en el que el capitán del equipo decide en cada momento si es más conveniente intentar colocar una piedra en la casa, colocar una barrera para proteger una piedra propia o impedir el paso del rival, o si, por el contrario, es más interesante eliminar una piedra del contrario, una acción denominada un “take out”.

 

La puntuación se calcula según el número de piedras colocadas lo más cerca posible de la zona central de la casa y antes de la piedra más cercana del rival. Es un deporte eminentemente de caballeros, por lo que la presencia de los jueces es prácticamente testimonial, ya que son los capitanes de los equipos los que calculan la distancia entre las piedras de la casa y determinan así el número de ellas que puntúan en cada ronda. En caso de empate al final de las 10 tandas, se juega una ronda extra de desempate. Por el contrario, si un equipo cree que ya no tiene posibilidades de remontar el partido, puede en cualquier momento abandonar el mismo y otorgar la victoria al rival, ya que la diferencia de puntos no cuenta en la clasificación deportiva. Incluso es un buen detalle el no prolongar de forma absurda un encuentro cuando el resultado final del mismo ya está decidido.

 

Cada entrada suele durar unos 15 minutos y en completar un encuentro normalmente se suele tardar unas dos horas y media.

 

Al curling además de un deporte se le puede considerar casi como una filosofía deportiva. Es un juego amistoso en el que se han de seguir unas normas de protocolo. Antes de iniciarse el partido y al finalizar el mismo todos los jugadores han de estrecharse la mano y el equipo ganador debe de invitar al perdedor a una ronda de cortesía en el bar. Otro elemento primordial es la honestidad en el juego, por lo que en la mayoría de los encuentros se prescinde de los árbitros. Cualquier falta cometida debe reconocerse inmediatamente. Por supuesto los insultos, palabras malsonantes y el lenguaje o los gestos ofensivos están fuera de lugar, pudiendo ser sancionado el jugador con la suspensión.

 

 EL CURLING EN ESPAÑA

 

En España el curling es un deporte de reciente implantación. No fue hasta 1999 cuando se formaron los primeros clubes por parte de gente que se había aficionado gracias a las retransmisiones televisivas, siendo el ya desaparecido Club de Curling Igualada el primer Club registrado en 1999, dándose de alta seguidamente el Sporting l'Olla de Lliçà d'Amunt, si bien se desconoce quien fue realmente el pionero en comenzar la actividad. A pesar de las dificultades que supone la implantación de un deporte poco conocido hasta la fecha en nuestro país, nuevos clubes se han ido sumando a los existentes, creciendo el número de participantes de año en año.

 

En 1999 España se adhirió como miembro de pleno derecho a la Federación Mundial de Curling, compitiendo en 2002 por primera vez en los Campeonatos de Europa de Grindelwald (Suiza). A nivel internacional, el mayor éxito del curling español se consiguió en el Campeonato de Europa de 2007 cuando el equipo masculino español consiguió el ascenso al Grupo A. En cuanto a los campeonatos nacionales, en Septiembre de 2003 se celebró en San Sebastián el I Campeonato de España de Curling, que se ha ido desarrollando hasta tomar en la actualidad el formato de liga en varias jornadas. También durante la temporada se celebran varios torneos amistosos en diversas localidades españolas, así como diversas ligas locales, con gran participación de clubes tanto españoles como internacionales.

 

EL CURLING EN CASTILLA Y LEON

 

La historia del curling en nuestra comunidad autónoma se inició en Diciembre del año 2002 cuando gracias al empuje de un grupo de entusiastas deportistas que se habían aficionados a este juego gracias a las transmisiones que la cadena Eurosport realiza asiduamente tanto de los Campeonatos de Europa como de los del Mundo, decidieron formar el C.D. León Curling, siendo además uno de los primero clubes formados en España de esta especialidad olímpica.

 

Hay que destacar el enorme esfuerzo que los miembros del C.D. León Curling realizan al ser un equipo que compite en la máxima categoría nacional sin disponer de pista de hielo para entrenar, esfuerzo que permitió que el curling leonés estuviera presente en todos los torneos nacionales y diversos torneos internacionales, teniendo que salir a entrenar fuera de la ciudad utilizando piedras y material que otros clubes les prestaban.

 

En el año 2006 la Federación de Deportes de Invierno de Castilla y León daba un nuevo paso de apoyo el curling al adquirir un juego de piedras para ayudar en la promoción de este deporte en nuestra comunidad, un hecho que, sin duda, ha contribuido de forma muy positiva al desarrollo del deporte en la zona.

 

En el año 2008 surgía el C.D. Curling Valladolid, de la mano de un grupo de entusiastas jugadores que, al igual que sus compañeros de León, se habían aficionado al curling a través de la televisión. Sus entrenamientos se realizan en una pista de hielo instalada en la capital vallisoletana que, si bien no cumple las medidas reglamentarias para la práctica oficial del curling, sí que es perfectamente válida para realizar entrenamientos y para promocionar el deporte entre los aficionados que decidan probarlo.

 

Al existir ya más de un club en la comunidad, desde la temporada 2008-2009 se disputa el Campeonato autonómico de curling, que lamentablemente aún ha de celebrarse en instalaciones fuera de nuestra comunidad autónoma al no disponer en esta de ninguna pista de hielo con las medidas reglamentarias para celebrar competiciones oficiales. Esperemos que pronto haya algún proyecto que subsane esta deficiencia que tiene Castilla y León frente a otras comunidades españolas.

Saturday the 24th. Federación de Deportes de Invierno de Castilla y León - Campos Góticos, s/n - 24005 LEÓN - Teléfono 987 21 02 02 - Fax 987 21 00 60 - e-mail secretaria@fedicyl.e.telefonica.net